VacúnateYa!

El debate sobre la renovación de las licencias de telefónica móviles

Publicado: 2013-01-23

Bueno, realmente mucho debate no se ve, pero de hecho hay posiciones encontradas en lo referido a varios puntos de este anunciado acuerdo. Lamentablemente el debate serio sobre los temas de fondo -como siempre- es opacado por el discurso ligero sobre "me cobran mucho", "no pagan los impuestos" y hasta "son españoles" (temas que tienen más que ver con la percepción que con lo que realmente forma parte del acuerdo). Aquí una relación de algunas de las opiniones que se han difundido en los medios y que consideramos abordan los temas centrales del debate.

Actualizado el 23/01/2013 a las 13:00hrs

En general el acuerdo fue presentado como algo positivo por los siguientes aspectos:

Enfoque de inclusión social: expansión de servicios enh zonas no atendidas y tarifa social (más barata) para beneficiarios de los programas sociales y algunos funcionarios públicos que trabajan en areas rurales.

Enfoque de comunicación gubernamental: el acuerdo incluye servicios gratuitos para entidades públicas en varios distritos y capitales provinciales del Perú.

Se obtiene el triple de lo que había obtenido la gestión anterior (la de Alan García, con Enrique Cornejo a la cabeza del MTC)

No obstante para algunos el acuerdo implica que el estado ha abandonado el principio de valorización del espectro y que los acuerdos podrían afectar sensiblemente a la competencia en el mercado de las telecomunicaciones.

Del lado de la crítica - "competencia, transparencia, valorización del espectro"

Carlos Huamán, CEO de DN Consultores, inició rápidamente las críticas poco después de las declaraciones del ministro señalando a La Mula que esta decisión afecta la competencia al crear una especie de mercado cautivo por cerca de 20 años limitando así la competencia. Roxana Barrantes del Instituto de Estudios Peruanos señaló que si bien se afecta la competencia hay que tomar en cuenta que igual la competencia en el país ya es muy débil:

"durante estos dos años de incertidumbre que duró la negociación entre Telefónica y el Gobierno, no se generaron incentivos para que otras empresas tomen la situación de ésta empresa. La  competencia en el país es muy débil".

Liliana Ruiz, ex-Gerenta General de OSIPTEL señaló también que la competencia se verá afectada, y más aún que las tarifas se verán afectadas por este acuerdo:

"la obligación que ahora tiene Telefónica de instalar infraestructura para proveer el servicio móvil en zonas alejadas que no son rentables le concede una suerte de exclusividad en estos segmentos, pues el resto de operadores tal vez no pueda hacerlo. La exclusividad en sí lo que está haciendo es generar más concentración, que es lo opuesto al ambiente que se quería de competencia” Señaló Ruiz a El Comercio.

Eduardo Villanueva agrega también que que en su opinión esta negociación no se plantea como la mejor ni para la competencia ni para la expansión de servicios

"Sin duda un grupo de peruanos tendrá, potencialmente, muchos beneficios, pero el mercado de telecomunicaciones seguirá siendo abastecido por menos operadores con menos incentivos para ser competitivos y menos interés en ser innovadores, ahora que tienen más clientes cortesía del Estado Peruano."

Hans Rothgiesser, en Semana Económica va un poco más allá y señala que con este acuerdo el Estado eleva a nivel de socio a la empresa condenando a muerte a la competencia

"La renovación del contrato puede ser criticada por elevar a nivel de socio del Estado en el impulso de los programas sociales a Telefónica, una empresa transnacional a la que se suponía que querían quitar dominancia en el mercado (más allá de si esto último tiene sentido o no).  Ahora esa tarea será mucho más difícil, porque gracias a los compromisos asumidos como el darle internet satelital gratis a las entidades del Estado en zonas alejadas (lo que la obligará a hacer inversiones que pagarán todos los usuarios de teléfonos Movistar -pobres y ricos por igual-), la competencia en esas regiones para el servicio de internet y transmisión de datos en general está condenada a muerte.  Difícilmente alguien querrá competir en esas condicinoes con el nuevo socio del Estado, Telefónica del Perú."

Otra de las críticas  de Carlos Huamán en su nota "nos siguen pagando abajo" publicada en La Mula, está en la valorización del espectro y en la valorización de lo obtenido mediante el acuerdo:

Tácitamente, (...) el Estado Peruano ha valorizado esos compromisos en 3 mil millones de soles sin que medie ningún desembolso inmediato, lo cual equivale a que Telefónica desembolsara ficticiamente ese monto, y hoy mismo el Estado se lo otorga como subsidio, por asumir los citados compromisos.

Se suma a esta crítica el ex presidente del Consejo Directivo del OSIPTEL, Guillermo Thornberry, quien señaló a RPP lo siguiente:

"Me parece un poco extraño que no haya habido una valorización del espectro, porque éste es un bien escaso y tiene un valor. Este nivel fue fijado en un informe técnico durante mi gestión, en 830 millones de dólares a nivel país y a nivel Lima 340 o 360 millones"

El punto medio - "hay que mirar los detalles, supervisar  y comunicar bien"

Crisólogo Cáceres de ASPEC adopta una posición intermedia preocupado, eso sí, por la capacidad de las entidades a cargo de la supervisión del contrato para garantizar que este se cumpla y por los detalles finales del acuerdo. Cáceres señaló que -a diferencia de como se ha presentado el acuerdo- las condiciones puestas por el gobierno y aceptadas por la empresa podrían ser una oportunidad para la misma para hacer crecer su negocio. "No todo es pérdida", señaló a RPP.

El enfoque de inclusión ha sido resaltado por Roxana Barrantes en una entrevista publicada en el diario El País de España cuando señala que “es muy positivo que los cambios sean focalizados hacia las personas que deben entrar en una política de inclusión social” al referisse al acuerdo relativo a la tarifa social. Sin embargo hay que estar atentos a los detalles para saber dónde es que realmente se aplica el descuento y cómo se supervisará.

José Alejandro Godoy resalta los aspectos positivos y críticas a partir de la lectura de los comentarios de los expertos que citamos en esta nota pero se concentra en el aspectos relacionados con la comunicación del acuerdo y en la percepción negativa general que existe en la población

"una nota de prensa de la empresa, que indica que las condiciones establecidas por el gobierno son “duras y sin precedentes”, cae tan mal en el público común y corriente. Sin duda, además de cumplir con las nuevas condiciones, Telefónica deberá replantear su relación con el usuario final, entendiendo cual es su perfil. Y el Estado tendrá una tarea de información y fiscalización que deberá cumplir mejor de lo que lo ha hecho hasta ahora.

Del otro lado - "todo va a estar bien"

Alejandro Jimenez (ambos, coincidentemente, ex-Gerentes Generales del OSIPTEL) señaló que la competencia se verá fortalecida con el inicio de un nuevo operador y que se ha respetado lo planteado por OSIPTEL respecto de los plazos de renovación.

También Enrique Cornejo (ex-ministro de Transportes y Comunicaciones) destacó que el acuerdo termina con la situación de incertidumbre que tenía la empresa operadora durante todo este tiempo en que se llevó a cabo la negociación.

(Nota en actualización)


Escrito por

Jorge Bossio

Infonomista, experto en TIC para el desarrollo, políticas de Internet y gestión del conocimiento.


Publicado en

Línea de Vista

Notas sobre Internet, políticas públicas y Sociedad de la Información