hasta siempre, Arturo Corcuera

Tecnología: más allá del entusiasmo

Gartner Group revela lista de tecnologías que estarían acercándose a un estado de madurez y lo que se viene.

Publicado: 2013-08-20

Como cada año, la firma consultora Gartner Group presenta el reporte sobre los ciclos de entusiasmo en la implementación de tecnología. Este reporte muestra cuales tecnologías se encuentran en cuál etapa de desarrollo y cuánto tiempo les tomará para llegar a un nivel de productividad.

El ciclo de sobre-expectación de Gartner se compone de cinco fases:

- Lanzamiento: un producto llama la atención. 

- Pico de expectativas sobredimensionadas: Es la estrella, todos hablan de esta nueva tecnología y de sus potencialidades. 

- Abismo de desilusión: Cuando pasa de moda y ya no es novedad hablar de ese producto.

- Rampa de consolidación: Cuando, a pesar de no estar de moda, las organizaciones utilizan el producto por considerarlo bueno. 

- Meseta de Productividad: Es el nivel de madurez, cuando el producto se mantiene un un sector de la industria o en un nicho específico del mercado.

Entre las tecnologías que han despertado interés se encuentre el polvo inteligente (Smart dust) que se refiere a nano-procesadores que se conectan entre sí de manera flexible. Se dice que esta tecnología logrará integrarse en el cuerpo humano sus aplicaciones en el campo de la salud -específicamente en el campo de la neurociencia- son las que generan mayor espectativa.  


Fuente: Gartner group 2013


Entre las tecnologías que se encuentran sobre la ola de expectativas, es decir: los temas de moda, están Big Data (sistemas de gestión de enormes conjuntos de datos), impresión 3D (que ha hecho noticia por su uso para la fabricación de armas domésticas), la gamificación o ludificación (que implica llevar los incentivos y "reglas" de los videojuegos a espacios de trabajo y aprendizaje), y las interfaces en la vestimenta (tecnología con la que nos podemos vestir, como los famosos Google Glass), entre otras.

Resalta también aquello conocido como "Internet de las cosas" que implica no solo que los objetos que usamos cotiodianamente cuente con un microprocesador, sino que estén conectados entre sí e intercambien información.

Por otro lado, la computación en la nube parece estar llegando al pozo de la desilución, ya no es novedad y en poco tiempo llegará a la meseta de productividad.


Escrito por

Jorge Bossio

Infonomista, experto en TIC para el desarrollo, políticas de Internet y gestión del conocimiento.


Publicado en

Línea de Vista

Notas sobre Internet, políticas públicas y Sociedad de la Información